Diego Maradona Jr.: "Lo que hablé con mi papá son cosas nuestras"

(0)
21 de mayo de 2003  • 09:05

ROMA.- Diego Armando Jr, a quien un tribunal de Nápoles confirmó hace años la paternidad del ex futbolista argentino Diego Armando Maradona, con el que se encontró por primera vez ayer, dijo que volverán a encontrarse en la Argentina, Cuba o Italia.

Después de 17 años, Diego Maradona Jr. se encontró con su padre en Fiuggi, a unos 80 kilómetros de Roma, donde el ex jugador de fútbol estaba de vacaciones y jugando al golf. "Fue lo más bello que me sucedió en la vida", ha declarado el joven a distintos medios informativos italianos.

"He conocido a mi papá y sé que no se sorprendió de verme. El sabía que lo estaba buscando y que de un día a otro nos íbamos a encontrar. Nos vimos, nos abrazamos y hablamos por una hora", comentó el joven futbolista, que milita en el equipo juvenil de Napoli.

Diego Maradona Junior nació el 20 de septiembre de 1986 y es fruto de una relación del "Pibe de oro" con la napolitana Cristina Sinagra.

En 1995, un tribunal de Nápoles reconoció que el menor es hijo del "astro" argentino, al no aceptar Maradona someterse a la prueba del "ADN". Además de no haberle reconocido oficialmente, tampoco había querido reunirse con él.

"Cuando supe que mi padre venía a Italia, a Fiuggi para jugar golf, sentí de todo. ¿Pero cómo papá a cien kilómetros de Nápoles, de mi casa, y no hago nada para presentarme ante él?", confiesa Diego Armando Jr. que se preguntó.

El joven, además, reconoció que habló de ello en su casa: "Con mi madre, con mis abuelos y mis tíos y nadie me puso obstáculos para hacerlo".

El joven Maradona, acompañado por sus dos tíos, pudo acceder al campo de golf donde estaba su padre con una estratagema. Se presentó pidiendo información sobre un curso de golf y, una vez ganada la confianza de los guardas jurados, les pidió que le dejaran pasar para ver el recinto.

El ex futbolista al verlo se subió en el pequeño vehículo que sirve para desplazarse por los campos de golf y se alejó al pensar que era un joven que iba a pedirle un autógrafo.

Poco después volvió porque el joven le gritó "soy tu hijo". Al oír esto, Maradona se acercó al chico y lo abrazó. Ambos estuvieron dialogando durante unos cuarenta minutos.

"Lo que hablé con mi papá son cosas nuestras que no voy a contar", dijo Maradona Jr., quién además agregó que "he encontrado una sensación bellísima, he conocido a papá y quedamos en vernos en la Argentina, Cuba o cuando él regrese a Italia".

El joven Diego Armando reconoce que quiso encontrar a su padre ya en Cuba: "En todos estos años es papá quién se ha perdido algo. Yo vivo con personas fantásticas que me aman, mi madre, mis abuelos y mis tíos. Las personas que te quieren son aquellas que están cerca de ti".

"Mi padre me ha faltado poco, pero era justo que lo conociera y el encuentro fue muy bello", añadió.

Diego Jr. estudia el cuarto año de contabilidad en un instituto y en el equipo juvenil del Napoli luce la camiseta número 10.

"A diferencia de mi padre juego con la derecha y los que me comparan con él son ignorantes y de fútbol no entienden nada. Maradona seguirá siendo el jugador más grande de todos los tiempos y no se discute", dijo el joven jugador.

Preguntado sobre cómo veía a su padre como hombre, contestó: "Demasiadas personas han estado cerca de él y ninguna de ellas le quería. Lo han utilizado y él se ha dejado utilizar".

"El apellido que llevo no me pesa, yo sé que debo entrenarme y aprender de los demás, mi objetivo es ser jugador y sueño con estar en el primer equipo de Napoli", afirmó Maradona Jr.

"Extraño mucho a mi esposa y a mis niñas"

Maradona, momentos antes de partir hacia Cuba, dijo que se encuentra bien, pero que hecha de menos a su familia y también el fútbol.

"Estoy, digamos, bien y digo esto porque no estoy con Claudia. Extraño mucho a mi esposa y a mis niñas", comentó el Diez en declaraciones a una radio privada italiana.

El "Pibe de oro", asimismo aseguró que de su pasado le "falta el fútbol jugado", así como quiso recordar a sus ex compañeros del Nápoles señalando que formaron "un grupo excepcional".

"Los que convivieron conmigo me conocen de verdad y no aquellos que hablan a veces y dicen cosas. Yo no compro a mis compañeros, no les digo que hablen bien. Yo vivo como he vivido en los vestuarios con mis compañeros", señaló Maradona.

El ex "astro" del fútbol aseguró que añora "el afecto y el amor de la gente de Nápoles" y siempre "será un placer y un honor poder saludarlos".

"No ha sido la gente la que me ha hecho daño, han sido algunos periódicos y dirigentes. Mando un gran beso a toda Nápoles", dijo.

Críticas a Platini

"Platini nunca dijo ni una sola palabra en favor de los futbolistas y, por eso, no puede postularse como presidente de la FIFA", afirmó el Diez .

La FIFA y la UEFA, afirmó Maradona, "siempre han dictado sanciones ridículas en contra de los futbolistas, perjudicándolos, pero cuando yo quise intervenir con un sindicato de jugadores no pude luchar contra una mafia que no permitió modificar las leyes del fútbol".

Maradona formuló sus declaraciones en una entrevista que difundirá Sky TV la semana próxima y en la que se preguntó también "de qué sirvió la guerra de Irak y la invasión de los Estados Unidos si todavía no pudieron encontrar a Saddam Hussein y a Ben Laden".

La Gazzetta dello Sport, que difundió hoy un anticipo de las declaraciones, señaló que Maradona dio la entrevista pero impuso como condición que no se le preguntara nada sobre su hijo italiano, Diego Armando Jr, de 17 años, a quien conoció el martes por primera vez.

Maradona, rumbo a Cuba

Tras una breve estancia de vacaciones en Italia, partió en avión desde Roma hacía Cuba, con escala en el madrileño aeropuerto de Barajas.

Maradona, que pasó sus vacaciones italianas en la localidad termal de Fiuggi, donde se dedicó a jugar al golf, llegó al aeropuerto "Leonardo Da Vinci" de Fiumicino poco antes del mediodía acompañado por sus guardias de seguridad.

"No, por favor basta. Déjenme en paz", se limitó a decir Maradona a su llegada al aeropuerto ante la insistencia de los informadores para que hiciera declaraciones, mientras saludaba y firmaba autógrafos al personal que se encontraba en la instalación.

Maradona, que vestía camiseta y pantalón por debajo de la rodilla de color negro y zapatillas deportivas, en su estancia en Fiuggi se encontró por vez primera con su hijo Diego Armando Jr, concebido con la napolitana Cristiana Sinagra, no reconocido por el ex jugador y cuya paternidad fue determinada por un tribunal de Nápoles.

Fuente: EFE y ANSA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.