(0)
13 de febrero de 2019  • 00:00

Cada año, los atletas de alto rendimiento renuevan ilusiones y desafíos. Para refrescar energías y trazar metas, se plantea una pretemporada que les permita conseguir su mejor versión física para alcanzar un nivel superador. Así ocurrió con el tenista Diego Schwartzman, quien cerró un gran 2018 y comenzó el 2019 con un intenso trabajo de preparación para un agitado calendario que ahora tendrá una cita diferente: el Argentina Open en el Buenos Aires Lawn Tennis. Jugar en casa siempre es especial.

De cara al exigente Argentina Open, Luis D’Alessandro, su kinesiólogo, explica qué aspectos físicos se trabajaron para afrontar el torneo: "Para mejorar y mantener en el tiempo las cualidades físicas de Diego, vamos planteando detalles específicos según cada gira o torneo. Ahora estamos en la gira del polvo de ladrillo, venimos de Córdoba y tenemos Buenos Aires, por lo que buscamos mantener una alta intensidad en cada punto y a lo largo del torneo. La idea es que pueda mantenerlo en el tiempo y para eso se necesita mucha fuerza de piernas, flexibilidad y estabilidad para cada patinada y freno".

¿Por qué es diferente el Argentina Open? "Es una competencia de altísima intensidad en todos los aspectos: físico, psíquico y emocional. No lo podemos comparar con ningún otro torneo. Es jugar en casa, con el público a tu favor, amigos, familiares, la prensa… y él queriendo demostrar. Son muchos factores que tenemos en cuenta y más allá de que es difícil, a él le gusta afrontarlo", agrega D’Alessandro.

Buenos Aires será el cuarto torneo para Schwartzman en 2019. El inicio del año fue prometedor, alcanzando las semifinales del ATP 250 de Sidney. Luego llegó el primer Grand Slam, el Abierto de Australia, donde llegó hasta los 32vos de final. Días atrás, su última participación fue en el Córdoba Open, la primera edición del torneo ATP 250 en la provincia argentina, siendo eliminado en cuartos de final.

En el puesto 19 del ranking mundial, el Peque es el cuarto mejor clasificado en el cuadro principal del Argentina Open. ¿Su objetivo? Conseguir el tercer título de su carrera. Para lograrlo, deberá romper la barrera de los cuartos de final, su mejor ubicación en el torneo alcanzada el año pasado.

"El trabajo siempre da resultados. Si se trabaja a conciencia como con Diego, los resultados llegan. Hicimos una pretemporada muy buena, muy exigente como todas, pero con un deportista como él es mucho más fácil: tiene mucha entrega, predisposición y ganas para mejorar día a día", cuenta el kinesiólogo del bonaerense de 26 años, y destaca el gran trabajo para delinear la pretemporada con todo el equipo: los entrenadores Juan Ignacio Chela y Leo Olguín, más Martiniano Orazi, Juan Galván y Nicolás Sac en la preparación física.

"Para las cuestiones físicas, planteamos un delineamiento de atención que idealmente es semanal, pero varía según dolores, sobrecargas o factores externos. Previo a esto, a Diego le hacemos una evaluación para detectar factores de riesgo, que es comparativa porque trabajamos hace varios años y se vuelve un registro más real. Allí detectamos restricciones de movilidad, alteraciones en las articulaciones posturales, funcional… cualquier cosa que pueda generar una merma en su calidad", explica D’Alessandro.

¿Qué sucede si aparecen molestias físicas? ¿Cómo se combaten? "Los dolores, como restricciones de movilidad que puedan generar a corto o mediano plazo alguna algia o pérdida de calidad en la función, los afrontamos con terapia manual, lo mismo en trabajos preventivos o en agudo. Aunque hay una base de ejercicios preventivos y además el ejercicio diario de su rutina de activación y movilizaciones preventivas forman parte del tratamiento", cierra el kinesiólogo de Schwartzman , el tenista referente que promete dar pelea hasta el final en el Argentina Open.

Un nuevo desafío durante su entrenamiento

En la búsqueda de descontracturar un poco su preparación, liberar tensiones y divertirse un rato, Chela le propuso a Diego Schwartzman un desafío bastante particular:

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.