El Torneo Clausura. Dieron poco para quebrar el aburrimiento