Disfrutará de una nueva vida

Por Gonzalo Belloso*
(0)
31 de octubre de 2000  

ESTRASBURGO.- La noticia de la incorporación de Chilavert tomó aquí por sorpresa a la mayoría. Se ve que era algo que tenían guardado. Sólo hoy (por ayer) se conoció la información. Fue todo muy rápido, pero ya generó expectativas. El es una figura de reconocimiento internacional.

Lamentablemente, el equipo está mal (penúltimo, en zona de descenso). Esperábamos hacer una campaña mejor. El objetivo que nos habíamos planteado era terminar entre los cinco primeros para clasificarnos para alguna copa europea. Pero no arrancamos bien, nos hicieron muchos goles (con 30 tantos, es la valla más vencida). Hubo lesionados y algunos jugadores nuevos que no se adaptaron. Es una lástima, porque habíamos hecho una buena pretemporada.

De todas maneras, el campeonato es largo (van 13 fechas) y permite la recuperación. En el torneo anterior también tuvimos un comienzo flojo, pero luego repuntamos. Aquí, cualquiera le gana a cualquiera. No es como en la Argentina, donde casi nadie puede con Boca y River.

Chilavert va a encontrar aquí un clima hermoso. Racing es un club mediano, pero andando mal tiene un promedio de 20.000 espectadores. El público no es frío y distante, como muchos pueden imaginarse.

Es cierto que hace un tiempo hubo manifestaciones racistas de parte de la hinchada contra nuestro técnico, Claude Le Roy, por su ascendencia judía. Esta ciudad corresponde a la región de Alsacia, que tuvo dominio alemán. Fueron un par de inscripciones por los malos resultados. El asunto no pasó a mayores y el entrenador fue respaldado por los dirigentes.

Yo no sufrí discriminaciones de ningún tipo; tampoco mis compañeros africanos. Lo que ocurre es que en Europa se está endureciendo mucho la política contra la inmigración. De todas maneras, Chilavert no tendrá problemas. A diferencia de lo que ocurre en la Argentina, aquí podrá caminar tranquilo por las calles. Es otra mentalidad. Va a disfrutar de una nueva vida, como lo hago yo.

Ahora soy el único argentino del equipo, ya que Garay (Diego) volvió a Talleres. Yo dudé en pegar la vuelta, pero me quedé y no me arrepiento, porque ahora estoy siendo titular.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.