DOPING

El Comité Olímpico Italiano, bajo la lupa
(0)
27 de octubre de 2000  

ROMA (ANSA).- La fiscalía de Ferrara pidió que se enjuiciara al médico Francesco Conconi y a siete de sus colaboradores por asociación ilícita, como consecuencia de un nuevo escándalo de doping que colocó en el centro de la escena al Comité Olímpico Italiano (CONI). La controversia, comenzada hace dos semanas, provocó fuertes debates, pues afectó a cinco campeones en Sydney:Josefa Idem (canotaje), Massimiliano Rosolino (natación), Agostino Abbagnale (remo), Giovanna Trillini (esgrima) y Antonella Bellutti (ciclismo).

El CONI, casualmente, ayer suspendió a su comisión científica por divulgar datos que provocaron sospechas de doping hacia atletas italianos ganadores de medallas de oro en los recientes Juegos de Sydney. Y ahora quedó muy comprometido por la investigación del fiscal Pierguido Soprani.

Soprani acusó a Conconi y a sus colaboradores del centro médico de la Universidad de Bolonia de siete delitos: asociación para delinquir, fraude deportivo, suministro de medicamentos de modo peligroso para la salud pública, ejercicio abusivo de la profesión, abuso de oficio, peculado y estafa.

El fiscal acusó al equipo encabezado por Conconi en el Centro de Estudios Biomédicos Aplicados al Deporte, estrechamente vinculado al CONI, de trabajar distintas técnicas de doping para mejorar la prestación de los atletas.

La acusación se agrava porque las investigaciones para el uso de doping fueron realizadas con dineros públicos (del CONI), dijo el fiscal, que acusó a las Federaciones de Canoa, Ciclismo, Deportes Invernales y a equipos de ciclismo de formar parte de la asociación ilícita.

La droga más empleada por Conconi fue la eritropoyetina (EPO) y por ello deberán declarar ante la Justicia 63 personas, entre ellas la esquiadora Manuela Di Centa y los ciclistas Marco Pantani, Gianni Bugno, Claudio Chiappucci y Maurizio Fondriest. También el canoísta Beniamino Bonomi, medalla dorada en Sydney, es mencionado como parte de los experimentos de Conconi.

Los registros de Conconi demuestran que cuanto mayor era el rendimiento del deportista y más pruebas ganaba, mayor era también el índice de su hematocrito, mientras que éste bajaba cuando el atleta no tenía resultados, lo que hace presumir el uso de EPO para oxigenar la sangre y dotar de mayor resistencia al deportista.

Según las autoridades del CONI, los resultados de los análisis internos no podían ser interpretados como uso de doping, pues los elevados índices de hematocrito podían deberse a otros factores y no al uso de GH.

El CONI acusó a la Comisión Antidoping de haber provocado "un daño gravísimo e irreparable al deporte italiano, a sus atletas y dirigentes" y de haber asumido "comportamientos y decisiones" que excedían sus atribuciones, al difundir los resultados de esos análisis e individualizar las muestras.

Más casos positivos en los Paralímpicos

SYDNEY.- Otros tres pesistas fueron sancionados con cuatro años de suspensión luego de detectárseles doping en los controles realizados durante los Juegos Paralímpicos, que se desarrollan en esta ciudad. Se trata del bielorruso Uladzimir Buben, el iraquí Jabar T. Jabir y el nigeriano Olatumbosum Sulola, a los que se les encontró testosterona, por lo que se sumaron a los otros seis pesistas sancionados el fin de semana último.

Hasta ahora, el récord negativo se había registrado en los Juegos de Barcelona 92, con cinco casos.

Los Paralímpicos tienen la misma lista de productos prohibidos que los Juegos Olímpicos y sólo 14 de los 4000 participantes tienen algunas excepciones motivadas por sus patologías.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.