El clásico Congreve, de San Isidro. Duelo de invictos en la recta