Suscriptor digital

Duro golpe para La Coruña

El equipo gallego cayó por 4 a 1 ante Valladolid y no pudo despegarse; victoria de Real Madrid.
(0)
31 de enero de 2000  

MADRID(EFE).- Cambiados parecieron estar los papeles ayer en la vigésima segunda jornada de la Liga española. Fecha en la que los débiles tomaron las armas y pusieron a los más fuertes contra la pared. Es la historia que se vivió en Valladolid, ciudad en la que el conjunto local se floreó con goles y lujos ante el Superdeportivo La Coruña, que ayer en nada se asemejó al conjunto que viene monopolizando la vanguardia de las posiciones. Goleada por 4 a 1 para Valladolid, que condimenta aún más el certamen, con varios equipos a la expectativa, como Barcelona y Celta, que pese a no haber ganado en sus respectivos cotejos adelantados, no pierden pisada en la lucha por el título.

Víctor fue, sin dudas, la figura del match en la debacle de La Coruña. El delantero marcó tres de los cuatro goles de Valladolid, que también tuvo como hombre destacado al japonés Shoji Jo. De nada sirvió el penal convertido por el Turu Flores para el conjunto gallego, que también tuvo a Gabriel Schurrer en la defensa.

Sufrió, le costó más de lo que pensaba, pero celebró Zaragoza su victoria por 2 a 1 ante el pobre Sevilla, infortunado propietario del último lugar en las posiciones. El césped de La Romareda observó los goles de Juanele y Aguado, para Zaragoza, que contó con el volante Roberto Acuña en los últimos 20 minutos.

El que intenta volver a los primeros planos es Real Madrid y está dando los pasos correctos. Pasos como el de ayer, en el Santiago Bernabeu, que le permiten seguir acumulando méritos para olvidar el tormentoso comienzo de temporada. Guti, Morientes y Raúl ofrecieron las tres razones para que el conjunto dirigido por Vicente del Bosque celebrara un contundente 3 a 1 ante Athletic Bilbao. Fernando Redondo colaboró para la victoria de los madrileños actuando los 90 minutos.

Un respiro para Cúper

Con Mauricio Pellegrino y Killy González, pero sin el borrado Piojo López, Valencia tuvo su bálsamo en los tumultuosos últimos días que acompañaron a su técnico Héctor Cúper.

La exclusión del Piojo fue una jugada más que arriesgada para el entrenador argentino, que en el último tiempo se encontró con la resistencia de los simpatizantes valencianos y hasta de sus propios dirigidos. Por eso, el triunfo de ayer tiene un valor especial para el DT.

Sufrido 1 a 0 fue el que logró como visitante ante el complicado conjunto de Deportivo Alavés, gracias a un penal convertido por Farinós. El arquero Martín Herrera y el volante rosarino Hermes Desio actuaron en el equipo perdedor, que entró en el campo de juego portando una bandera que rezaba un lema en favor de la donación de sangre.

La cuota de goles argentinos que inició el Turu Flores para La Coruña la continuó el volante Marcelo Espina en la victoria de su equipo, Racing de Santander, ante Oviedo (jugó Roberto Pompei) por 3 a 1.

Finalmente, Juan Gómez participó de la victoria de Real Sociedad -2 a 1 ante Rayo Vallecano- que cortó una serie de ocho partidos sin ganar.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?