Sydney 2000. EE.UU. pudo con la historia