El 1ºde mayo, nada como Palermo