El árbitro que perjudicó a Italia en el Mundial volvió a dirigir

El juez había sido suspendido por la Federación de Fútbol de Ecuador por mal desempeño en un partido de la liga local
(0)
5 de mayo de 2003  • 18:30

QUITO. - El árbitro ecuatoriano Byron Moreno, de polémica actuación en el último Mundial, retornó al arbitraje con bajo estado físico luego de cumplir ocho meses de suspensión en el torneo local, comentó la prensa local.

Moreno, acusado por los italianos de haberlos perjudicado en el partido contra el local Corea en el Mundial del 2002, estuvo sin arbitrar por 20 fechas en el torneo ecuatoriano sancionado por la Federación de Fútbol por mal desempeño en un partido local.

Cumplido el castigo, al juez fue asignado el último fin de semana para dirigir el partido entre Universidad Católica y Audaz Octubrino, en un encuentro de la segunda división.

"Le faltó algo de estado físico y ubicación para seguir las jugadas", comentó el diario El Universo, pero coincidió con otras apreciaciones periodística que actuó con firmeza y fuerte personalidad que le han valido el apodo de "El justiciero". Incluso expulsó a un jugador de Universidad Católica que, sin embargo, ganó 5-1.

La prensa destacó que los hinchas de Universidad Católica lo abuchearon por momentos porque consideran que el árbitro tiene preferencias por Liga de Quito, de la primera división, y un tradicional rival de "los católicos".

Justamente, Moreno fue sancionado por la federación ecuatoriana a raíz de una denuncia de Barcelona, el club más popular del país, que consideró que fue perjudicado por Moreno en un encuentro con Liga de Quito en que hizo jugar 11 minutos extras. En el partido, disputado en septiembre pasado, Liga perdía 2-3 y en los descuentos marcó los dos goles que le dieron el triunfo 4-3.

La federación investigó la denuncia de Barcelona y determinó 20 fechas de castigo al juez, por estimar que presentó "hechos falsos" en el acta del partido.

Fuente : AP

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.