El británico Jenson Button se quedó con el GP de Mónaco