El cambio de escenario para evitar el descenso