El capitán de los All Blacks quedó atrapado en la escuela de sus hijas durante la masacre

El mal momento que atravesó Kieran Read
El mal momento que atravesó Kieran Read
(0)
15 de marzo de 2019  • 12:36

La masacre en Nueva Zelanda impactó al mundo en la mañana del viernes: un hombre armado con una ametralladora semiautomática atacó a dos mezquitas en Christchurch durante la hora de oraciones musulmanas, mató a 49 personas y dejó otros 48 heridos, según las últimas cifras publicadas por la policía local.

Obviamente, el pánico se adueñó del país. Mike Bush, comisionado de la Policía neozelandesa, confirmó desde Wellington que la alerta continúa en su máximo nivel debido a la amenaza de nuevos ataques que fueron calificados como "terroristas".

Kieran Read, capitán de los All Blacks, narró en primera persona el temor que infundió el ataque en cada uno de los ciudadanos neocelandeses. El astro del mejor equipo de rugby del mundo se vio atrapado en la escuela de sus hijas. Read, quien tiene tres hijos, había ido a buscar a Elle y a Eden a la primaria situada en Papanui, un suburbio de Christchurch, cuando las autoridades ordenaron cerrar la entrada y salida de los centros educativos de la zona por temor a un nuevo atentado ejecutado por los miembros de extrema derecha.

"Enviando mis pensamientos a las víctimas de hoy. Encerrado en la sala de la escuela esperando por las chicas", escribió Read en su Instagram. Recién cuando la situación fue controlada, Read pudo reunirse con sus hijas para volver a su casa en medio del terror que azota a un país conmovido.

Sonny Bill Williams, uno de los musulmanes de mayor popularidad en Nueva Zelanda después de su conversión al Islam en 2011, publicó un video en el que se mostró visiblemente afectado.

Entre lágrimas, el excéntrico jugador de los All-Blacks envió un mensaje estremecedor: Acabo de escuchar las noticias. No puedo poner en palabras cómo me siento ahora. Envío mis duas (súplica) a las familias. Solo enviando mis duas a sus seres queridos. Inshallah (si Dios quiere), todos ustedes están en el paraíso. Estoy profundamente entristecido de que esto suceda en Nueva Zelanda", expresó el campeón del mundo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.