Motociclismo. El clima le jugó una mala pasada a Porto