El pentacampeón, puertas adentro. El día que Brasil habló de la Argentina