El dilema de Marcelo Bielsa: su Leeds tiene afinada la puntería, pero recibe demasiados goles

La aprobación de Bielsa por el triunfo sobre Fulham, el primero en la Premier League tras el debut contra Liverpool.
La aprobación de Bielsa por el triunfo sobre Fulham, el primero en la Premier League tras el debut contra Liverpool. Crédito: DPA
Claudio Mauri
(0)
19 de septiembre de 2020  • 18:39

En las dos temporadas en la Championship, Marcelo Bielsa hacía de cada conferencia de prensa una retahíla de lamentos porque su Leeds tenía un porcentaje bajo de eficacia en relación con las ocasiones de gol creadas. Los cálculos del técnico siempre le daban por debajo del 50 por ciento. Por el contrario, el equipo mostraba garantías defensivas: en el curso pasado mantuvo invicta la valla en 22 partidos y recibió 35 goles en 46 fechas (0,76 por cotejo). Fueron los rasgos distintivos de la campaña hasta conseguir el ansiado ascenso.

La Premier League, a la que volvió después de 16 años, impone un desafío mayúsculo para Leeds, que en apenas dos fechas le dio un giro a aquella falta de puntería y acierto frente al arco rival, pero el reverso es que sufre en su propia área. Este contraste derivó en dos encuentros repletos de goles y alternativas cambiantes. Tras la caída en el debut por 4-3 ante Liverpool en Anfield Road, la presentación como local, en Elland Road, fue una victoria por 4-3 frente a Fulham, el tercer ascendido.Un triunfo importante contra un adversario directo en el arduo objetivo de mantener la categoría que tienen los recién ascendidos. Fulham cayó en las dos jornadas, al igual que el otro equipo que subió, West Bromwich Albion, goleado por 5-2 por el Everton de Carlo Ancelotti, de promisorio comienzo de la mano del colombiano James Rodríguez.

El Loco Bielsa no tiene motivos para quejarse del poder de fuego ofensivo. En 180 minutos, Leeds contabiliza un total de 16 remates, 13 al arco, con siete goles. Así como ante Liverpool mostró reacción para remontar tres desventajas y cayó sólo en el final con un penal concedido innecesariamente, contra Fulham no supo administrar una diferencia de 4-1 establecida a los 12 minutos del segundo tiempo. En los 10 siguientes, el conjunto de Londres se puso 4-3 y pudo empatar con un remate que dio en un poste. Es cierto que Leeds luego no resolvió con criterio un par de ataques en los que tuvo el quinto gol.

Costa abre la cuenta con un zurdazo

Con la escueta muestra de dos fechas, Bielsa se resiste a sacar conclusiones. No las tiene para este ojo de lince ofensivo que está teniendo Leeds: "No encuentro ningún motivo en particular por el que seamos tan eficientes. Normalmente necesitamos crear mucho para marcar goles y ahora ocurre lo contrario. No creo que sea algo definitivo".

La efectividad viene de la mano de los mismos futbolistas que cristalizaron el ascenso. Todavía no hay contribución del delantero Rodrigo, la contratación más alta en la historia del club, con los 30 millones de euros para Valencia. Ingresó en la última media hora en Liverpool y cometió la falta del penal del 4-3 que anotó Salah. El miércoles fue titular en la eliminación por penales frente a Hull (3ª categoría) por la Copa de la Liga. Este sábado no iba a estar desde el comienzo, pero una lesión en un aductor de Pablo Hernández en el calentamiento previo le abrió un hueco en el equipo, como segunda punta, detrás de Patrick Bamford. No salió a la cancha tras el descanso. Lo reemplazó Tyler Roberts. "Fue táctico el cambio", respondió Bielsa.

Klich, de penal, puso el 2-1

Los goles fueron marcados por el extremo portugués Helder Costa (2); el volante polaco Mateusz Klich, de penal, y Bamford. A este último, que ya anotó un tanto en Anfield Road, habitualmente lo persigue la sospecha de no ser un delantero voraz, de ser más exquisito que resolutivo. En sus 27 cotejos en Premier League distribuidos en sus pasos por Crystal Palace, Norwich, Burnley y Middlesbrough había festejado un solo gol. Ya se superó en dos jornadas en Leeds y además hizo la asistencia tras un desborde por la izquierda para la definición de Costa.

Bielsa da indicaciones para ordenar a un Leeds que recibió siete goles en dos partidos.
Bielsa da indicaciones para ordenar a un Leeds que recibió siete goles en dos partidos. Fuente: AFP

Cuando le preguntaron por los siete goles concedidos en dos fechas, Bielsa reconoció: "Estamos preocupados. Espero que el desarrollo de la competencia nos permita revisar nuestros errores".También les dio mérito a las virtudes del rival, especialmente al centrodelantero serbio Mitrovic, autor de dos goles (uno de penal) de Fulham y muy difícil de controlar cuando cubre la pelota con su físico de 90 kilos y también cuando salta a cabecear.

Bamford define con calidad en el tercer gol

En defensa, el DT rosarino se quedó sin una de las figuras del ascenso, el zaguero Ben White, que regresó a Brighton, club que rechazó todas las ofertas de Leeds para comprarlo. Contrataron de Friburgo a Robin Koch, que ya debutó en el seleccionado de Alemania y muestra buenas condiciones, pero todavía debe adaptarse al sistema y a la competencia. Padeció con Mitrovic y le cobraron un penal -ya había concedido uno en Liverpool- por un foul inexistente a Bryan.

Se arma la montaña de festejos en el cuarto gol de Leeds.
Se arma la montaña de festejos en el cuarto gol de Leeds. Crédito: DPA

"Nos costó defender y atacar. Se nos hizo difícil doblegar al oponente", fue el balance de Bielsa, que valora la producción ofensiva por la cantidad de llegadas. La última victoria de Leeds por la Premier League había sido el 5 de abril de 2004, un 3-2 sobre Leicester. "Ganar siempre es vital; después de un triunfo no es necesario explicar su importancia. Espero que ganemos muchos partidos esta temporada", expresó Bielsa.

Doblete de Costa para el 4-1

Bastó que le preguntaran si no ve había visto tentado de poner a todos los jugadores detrás de la línea de la pelota a defender la diferencia para que Bielsa respondiera con sus convicciones en un estilo de juego: "Lo que demostró el partido es que los resultados no se conservan cediendo el balón y tratando de defender cerca del arco propio, sino que se conservan haciendo lo mismo que permitió conseguir la diferencia, que es atacar y jugar en campo rival".

El sábado próximo su equipo visitará a Sheffield United, a cuyo modelo se intenta imitar porque en la Premier League anterior finalizó noveno con la base del plantel del ascenso. El de Leeds por ahora es una montaña rusa de emociones.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.