El diploma es el gran objetivo

(0)
21 de octubre de 2000  

SYDNEY.- Firmes y tenaces continúan los atletas argentinos en la búsqueda de logros deportivos. Y si el podio todavía no se alcanzó, buenos son en su ausencia los diplomas que se entregan a los mejores ocho de cada prueba. Tal es el caso de los nadadores Marcelo Quassi y Sebastián Ramírez, que alcanzaron el 6º puesto en las respectivas pruebas de 200m combinado.

Otra actuación destacada fue la de Horacio Bascioni, que en la competencia de jabalina finalizó 6º. Su mejor lanzamiento, en el tercer intento, fue de 12,55m.

En tenis en silla de ruedas, el argentino Oscar Martínez debutó con un gran triunfo sobre el británico Bob Cockerill por 6-3 y 6-3.

El equipo argentino de tenis de mesa quedó rápidamente eliminado tras caer ante Francia y República Checa por 3 a 0, en ambas ocasiones. Este deporte se juega en una modalidad similar a la que se utiliza en la Copa Davis, al mejor de cinco encuentros. También quedó eliminada Rosa Legorburu, en florete femenino individual.

La plusmarca del norteamericano Marlon Shirley no fue la única de la jornada en Sydney. En atletismo hubo otros tres récords mundiales.

El chino Hongwei Zhang ganó la medalla dorada de salto en largo con un registro de 7,03m, mejorando en 14 centímetros su marca anterior.

El español David Casinos también hizo historia en lanzamiento de bala, con 15,26m, superando por 1,5m a su compatriota Alfonso Fidalgo.

La última plusmarca le corresponde al neozelandés David Macalman que, a los 42 años y en su cuarto Juego Paralímpico, ganó en lanzamiento de jabalina su primera medalla dorada.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.