El DT ucraniano no se había enterado del penal errado