El torneo Clausura. El duelo rosarino y su típico sello: iguales en goles, juego y expulsados