El fanático argentino que consiguió entrada para ver el clásico Federer-Nadal

Un afortunado: el hincha argentino que verá el clásico en el césped sagrado
Un afortunado: el hincha argentino que verá el clásico en el césped sagrado
Sebastián Torok
(0)
12 de julio de 2019  • 11:18

LONDRES.- Ariel Terlisky tiene 32 años, es ingeniero civil, trabaja en una consultora y vive en el barrio de Agronomía. Es hincha de Boca Juniors, pero mucho "más fanático del tenis". Nunca había viajado a Londres y planificó un viaje de turismo a esta porción británica en función de Wimbledon . Ya con el pasaje sacado, en diciembre pasado se inscribió en el sistema de "ballot" (la organización asigna ubicaciones al azar a los ganadores seleccionados de un grupo de postulantes). Sin embargo, su ansiedad y preocupación empezaron a aumentar cuando llegó el mes de marzo pasado (en el que le avisarían si había sido seleccionado) y no recibió noticias.

"No me llegaba ninguna notificación, me quería matar. Empecé a tratar de averiguar, le mandé miles de mensajes a la web de Wimbledon, pero nadie me respondía nada y me vine igual, el pasaje ya lo tenía sacado desde hacía un año", cuenta Terlisky. Ya en Londres desde hace algunas semanas, empezó el "operativo Wimbledon": tratar de conseguir una entrada como fuera. Y lo logró. Inclusive, Ariel es uno de los afortunados que observará en vivo, desde una de las butacas del Centre Court, el clásico número 40 entre el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal .

La cola y las carpas de "The Queue", en una zona contigua al All England
La cola y las carpas de "The Queue", en una zona contigua al All England

De todos modos, antes de intentar entrar en la Catedral este viernes, Terlisky y su paciente novia, Natalia, fueron a "The Queue", la fila formada en un campo contiguo al All England que permite a los fanáticos conseguir tickets para los partidos de cada día. En cada jornada, a cierta hora, la organización va liberando entradas. "Nos levantamos a las tres y media de la mañana para hacer la fila en Queue. Llegamos a las cuatro y media, había muy buen ambiente, todo bien ordenado y yo llegué gritando '¡Dale Wimbleooon! ¡Dale Wimbleooon!'. Una risa, estaba como loco, los tipos de seguridad me decían: 'Qué entusiasmo que tenés'. Me dieron el número 1670 y pudimos entrar, vi a Wawrinka, después a Mayer, a Pella, estuvo buenísimo. Pero no pude entrar en la cancha central", describe el argentino.

La aventura siguió, y con suerte

Fue por más: "Después de ese primer día me quedé re-manija, pensé que si estaba acá quería conocer la cancha principal. Le dije a mi novia que no me quería ir de la zona de Wimbledon porque estaba convencido de que iba a conseguir un ticket. Entonces, quizás estábamos en los museos y desde las 9 de la mañana, que es el momento en el que la página británica de Ticketmaster pone un remanente al precio oficial más un recargo por el servicio, yo actualizaba desde el celular. Y conseguí entradas para ver el sábado pasado, el 6 de julio, a Federer y a Nadal (ambos jugaron por la tercera rueda), pero el problema fue que un día antes, el viernes, nos fuimos a la casa de un amigo que vive en Cardiff. Pero ya estaba: me levanté el sábado a las 6 de la mañana, me tomé un tren y llegué. La entrada la pagué a 100 libras (5235 pesos argentinos)".

El ticket por valor de 185 libras para ver Nadal-Federer en la cancha central
El ticket por valor de 185 libras para ver Nadal-Federer en la cancha central

Claro que el fanatismo de Terlisky por el tenis es tan grande que, pese a estar paseando por Gran Bretaña, siguió pensando en Wimbledon. "Seguí manija y pensé: 'Puede jugar Pella las semifinales y Nadal contra Federer'. Entonces el miércoles pasado, empecé con el mismo operativo, actualizando desde el teléfono. Fue así como le decía a mi novia: 'No, no entremos en el subte porque quizás se hacen las 9 y me quedo sin señal' (sonríe). Me compré un chip británico para tener más señal en todos lados. 'Refresh, refresh (Refrescar, refrescar)'.

Federer-Nadal, otra vez en Wimbledon después de 11 años
Federer-Nadal, otra vez en Wimbledon después de 11 años Fuente: Reuters

"Ese día estábamos en Cambridge, por entrar en la biblioteca donde está el libro de Newton. Mi jefe y mi papá son fanáticos de la física, de la ingeniería. y estábamos por entrar a ver ese lugar histórico. Pero yo no quería hacer la fila porque estaba con el celular, la gente nos empezó a pasar y, de golpe, me apareció la asignación para comprar entradas para las semifinales. ¡Me quedé helado! Lo pagué 200 libras (10.470 pesos). No pude ver a Pella en las semifinales, que era lo que quería, pero sí a Federer contra Nadal. Soñado".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.