El francés Henry fue el mejor goleador del mundo en 2003