El fútbol argentino, una atracción

(0)
24 de marzo de 2000  

SAN PABLO (De un enviado especial).- Michael Schumacher hizo referencia al estado físico para afrontar el GP de Brasil, quizás el compromiso más exigente de la temporada. "Estoy muy bien. Esta pista es complicada porque tiene muchos desniveles, con curvas rápidas. No es fácil", confesó el piloto Nº 1 de Ferrari.

-A usted le gusta el fútbol y ahora está en Brasil, donde este deporte es muy importante. ¿Aprovechó para jugar aquí?

-Sí, jugué al fútbol en la playa, en Río de Janeiro. También me invitaron para hacer una práctica formal con el equipo de Corinthians, junto con Barrichello, pero no podemos hacerlo.

-¿Qué conoce del fútbol sudamericano?

-No me acuerdo de los nombres de los equipos, pero aquí en Brasil hay muy buenos jugadores, que luego brillan en Europa.

-¿Y de la Argentina?

-En Alemania veo los partidos del fútbol argentino, porque hay un canal que los transmite, y me gusta mucho. Ambos países tienen una gran tradición en el fútbol. De la Argentina también recuerdo cuando practiqué con un equipo...

-Racing.

-Así es. Fue muy divertido. A mí me gustó mucho. También tengo presente cuando practiqué con el seleccionado argentino. Allí me atendieron muy bien.

// // //

Parece que pone mayor atención cuando se le menciona su condición de padre. Schumacher se toma un respiro y analiza cada pregunta. También cada respuesta.

-Usted vivió dos situaciones que son dispares, pero que pueden afectar su condición de piloto: el accidente y el nacimiento de sus hijos. ¿Realmente le cambió algo la llegada de Gina María y de Mick?

-Es muy importante para la vida de cualquier ser humano el nacimiento de un hijo. Como piloto no me modificó nada. Yo me concentro de la misma manera cuando salgo a una pista.

-¿Qué es más difícil: ser padre o piloto de Fórmula 1?

-Ser padre. La vida del piloto es transitoria. La del padre es para siempre. Hay que ser muy cauto, se tienen mayores compromisos.

-¿Qué haría si sus hijos le piden que no corra más?

-Sería una situación muy complicada, pero creo que seguiría corriendo de cualquier manera.

-¿Y si su hijo quiere ser piloto?

-Preferiría que optara por otra profesión. Sería más placentero para mí. Igualmente, lo ayudaría en todo lo que defina.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?