Crisis en Uruguay. El fútbol charrúa entró en pánico por un embargo a Casal