El futuro en juego

Por Jorge Búsico Para LA NACION
(0)
17 de diciembre de 2009  

Con poco acordado y aún lejos de un consenso que permita establecer un escenario de unión con vistas a los cruciales tiempos que se vienen, los dirigentes del rugby argentino resolverán hoy, en una asamblea extraordinaria, el nuevo Consejo Directivo de la UAR y, con ello, cuál será el camino que se tomará de aquí en adelante.

En lo que han coincidido hasta aquí la Unión de Buenos Aires (URBA) y el bloque conformado por las otras 23 Uniones del país, es que el tucumano Luis Castillo sea el hombre para suceder a Porfirio Carreras en la presidencia de la UAR. Pero la forma en la que se integrará el nuevo Consejo ha vuelto a enfrentar a ambas partes, por lo cual existe una posibilidad bastante cierta de que se presenten dos listas. Esta vez, al bloque del interior le alcanzan los votos para quebrar la hegemonía histórica de Buenos Aires. Y al menos hasta anoche, no existían signos de consenso para llevar a la asamblea una lista única, que represente un espíritu absolutamente federal.

De todos modos, las reuniones, interrumpidas desde hace 10 días, cuando no se alcanzó un acuerdo en Paraná, continuarán en la mañana de hoy. Ahí se volverán a encontrar las dos comisiones negociadoras que llevaron adelante este proceso, ya con la presencia de los dos candidatos: Castillo y Néstor Galán, el presidente de la URBA, que fue postulado para comandar la UAR.

En el cónclave de Paraná, desde la URBA se solicitó mayoría en la docena de cargos del Consejo (7 a 5). Pero en la reunión del lunes se habló de respetar los 6 y 6, como sucede actualmente. De esos 12 cargos, 6 se renuevan hoy: presidente, vicepresidente segundo, secretario y tres vocales. Cuatro pertenecen a Buenos Aires y dos al interior. Por eso, si se presentan dos listas, la poderosa URBA podría quedar en una minoría de 8 a 4.

Habrá que ver si hay espacio para consensuar antes de las 17, cuando arranque la asamblea. Un punto para negociar puede ser la vicepresidencia que dejó vacante Castillo. El estatuto indica que el presidente y el vice no pueden pertenecer a la misma Unión. Como siempre el máximo cargo fue para Buenos Aires, el segundo le correspondió al interior. Ahora, la URBA cree, con razón, que debería tener ese lugar, pero eso tampoco está resuelto.

En este escenario complicado, el grupo del interior se muestra por ahora granítico. No parece suceder lo mismo dentro de la URBA, donde no hay unanimidad en las cuestiones que están hoy en los primeros planos: esta elección en la UAR y el Pladar.

El jueves, en su discurso de la cena anual de la URBA, Galán hizo un encendido reclamo de unidad ("Es hora de pensar en el rugby del país y no solamente en el nuestro"), que pareció apuntar más a lo interno que a lo externo. Esa posición no coincide con la de algunos clubes, que el lunes se mostraron inflexibles en sus posturas, incluso hasta planteando una ruptura con el interior.

En esa reunión del lunes también volvió a escena el tema del Pladar. La Plata Rugby Club presentó una nota solicitando que se revea la medida de no dejar actuar más en sus clubes a los que integran ese plan de la UAR, por eso la cuestión se tratará de nuevo en una asamblea en febrero. En ese mes, un equipo argentino viajará a Sudáfrica para participar durante dos meses y medio de la Vodacom Cup. El club de Gonnet fue más allá: también pidió que sean consultados los jugadores. Y no estaría solo en ese reclamo.

Por todo esto, la asamblea de hoy en la UAR es clave. Es de esperar que se alcance a un consenso lógico, porque lo que está en juego es el destino de todo el rugby argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.