El gol más esperado: después de tres partidos, la carta de gol de Boca llegó desde el fondo

El momento que cambió el partido: ya partió el cabezazo de Lisandro López que le dará el triunfo a Boca
El momento que cambió el partido: ya partió el cabezazo de Lisandro López que le dará el triunfo a Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Franco Tossi
(0)
26 de mayo de 2019  • 22:47

Hay veces en las que hay que arriesgar para poder destrabar un partido. Eso mismo entendió Lisandro López a la hora de iniciar el ataque desde su propio campo y terminarlo en el área contraria con un cabezazo impecable: le ganó en la altura a Elías Gómez y definió cruzado tras el centro de Mauro Zárate. Un defensor, el que trajo Gustavo Alfaro y que más le rinde, acabó con la sequía de 324 minutos sin que Boca gritara un gol.

El xeneize jugaba con un hombre más por la expulsión de Matías Romero. Aquella acción beneficiosa para el local fue a los siete minutos del segundo tiempo. Entonces, Licha comprendió lo que el equipo debía hacer: su equipo debía dejar de ser tan amárrate para, entonces, intentar arrinconar a un Argentinos más debilitado que complicó en varios tramos del encuentro. Fue por la heroica. Y lo logró.

Alfaro, no bien asumió, no dudó en traer desde Benfica a quien fuera parte importante del Arsenal, de Sarandí, tan exitoso que supo liderar hace unos años. ¿Por qué? Está a la vista: liderazgo, seguridad, solidez defensiva y un considerable juego aéreo en las dos áreas. Todo eso es lo que le brinda al conjunto azul y oro.

Su entrega en cada partido también es un elemento que el hincha tiene en cuenta sobre el Nº 20: explota ante cada cruce o cobertura. Esteban Andrada, sin dudas, está por encima de cualquiera en cuanto a la confianza y seguridad que transmite, pero López también tiene sus créditos bien ganados: anoche fue la figura, no solo por el cabezazo, sino también por su buena labor en la última líneas.

Lisandro López festeja el gol que le dio la clasificación a Boca para la final
Lisandro López festeja el gol que le dio la clasificación a Boca para la final Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

El hincha ya está acostumbrado a recibir de su parte destacadas actuaciones. Porque disputó 20 de los 26 encuentros oficiales del ciclo (en todos participó en los 90 minutos), de los cuales el equipo logró mantener el arco en cero en 13 ocasiones. Y el de ayer fue su cuarto festejo con la camiseta de Boca: le había convertido a Belgrano (1-1) y San Martín, de Tucumán (4-1), por la Superliga, y a Athlético Paranaense (2-1), por la Copa Libertadores. Aunque el de anoche, el que hizo estallar la Bombonera, vaya si fue fundamental: lo recordará por haber sido el que firmó el pase del club a una nueva final nacional, esta vez la de la Copa de la Superliga.

Si Gustavo Alfaro está plasmando su estilo poco a poco, está claro que hay una cabeza por sobre otras que se encarga de llevar la bandera: es la de Lisandro López, que trae consigo el método del entrenador que lo llevó a conseguir mucha gloria. Algo así como un hilo conductor entre DT y futbolista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.