El Mundial de Rugby. El gran desafío: sortear la falta de experiencia