El hockey y el karate también se bañaron de oro en Toronto

Los Leones se consagraron con un rotundo 3-0 sobre Canadá; Miguel Amargos se impuso en la categoría hasta 84 kilos; así, nuestro país totaliza 14 medallas doradas; el handball cayó ante Brasil en una apasionante definición
Los Leones se consagraron con un rotundo 3-0 sobre Canadá; Miguel Amargos se impuso en la categoría hasta 84 kilos; así, nuestro país totaliza 14 medallas doradas; el handball cayó ante Brasil en una apasionante definición
Gastón Saiz
(0)
26 de julio de 2015  

TORONTO.– Fue, como era de esperarse, una noche volcánica, repleta de emociones, casi en las últimas horas de estos Juegos Panamericanos. En una jornada que comenzó temprano, con el bronce de Mariano Mastromarino en la maratón, la delegación argentina palpitó fuerte por la noche. Primero fue el hockey sobre césped, con el triunfo por 3-0 de los Leones sobre Canadá, y luego llegó la consagración de Miguel Amargos en la categoría hasta 84 kilos del karate; estuvo muy cerca el handball, que perdió con Brasil en una definición para el infarto.

¡Dale campeón, dale campeón! Todos abrazados en una ronda, a los saltos, jugadores y cuerpo técnico simbolizaron esta refrescante actualidad de los Leones. Una confianza grupal granítica, grandes talentos individuales, vínculos humanos muy fuertes y el hambre de gloria empujan el carro de estos valientes a metas siempre superadoras. El oro del seleccionado argentino de hockey sobre césped, después de la goleada por 3-0 a Canadá (goles de Pedro Ibarra, Lucas Vila y Manuel Brunet), relució como consecuencia lógica de un proceso siempre ascendente desde 2011, cuando el equipo que aún dirigía Pablo Lombi se consagró en los Juegos de Guadalajara y recuperó el cetro panamericano.

Ya a mediados de 2014, este grupo explotó y consiguió lo que parecía una quimera para el hockey masculino, tras ubicarse siempre a la sombra de las mujeres: alcanzar una semifinal en un torneo grande. Aquel histórico tercer puesto en el Mundial de La Haya dio otro salto de calidad e hizo un guiño para Río 2016. ¿Hasta dónde llegará en los Juegos Olímpicos? Por lo pronto, esta incursión dorada por Toronto servirá para sumar puntos para el ranking mundial y acechar el top 5, en un listado dominado por Australia, Holanda y Alemania. Será difícil romper esa hegemonía, pero los seleccionados dirigidos por Carlos Retegui muchas veces son capaces de lo imposible. La gloria panamericana es de los jugadores, pero el Chapa saldó una cuenta personal en esta clase de torneos, después de la frustración al frente de las Leonas en la final ante Estados Unidos hace cuatro años.

Poco después, Amargos coronó una jornada intensa, que arrancó con un cómodo triunfo sobre el brasileño Marcos Andrade; empató con el ecuatoriano Andrés Loor y con el méxicano Antonio Gutiérrez en la clasificación; en las semifinales superó al venezolano César Herrera por 7-1, y en la final venció a Jorge Merino por 3-1, con un ippon. "Esta medalla es para mi hijo. Acá me desquité porque había perdido la clasificación en Guadalajara, y esta vez le gané al que había sido mi verdugo", dijo el campeón, que agregó que peleó "con una mano rota". Su éxito fue la segunda medalla dorada nacional en el karate, tras la victoria que obtuvo en los 67 kilos Julián Pinzás, quien así también se dio el gusto de convertirse en el abanderado de la delegación nacional en la ceremonia de clausura.

En el cierre, el handball dio batalla hasta el último segundo. Fieles a su apodo, los Gladiadores dejaron el alma sobre la cancha; no pudieron mantener una ventaja de 17-14, y sobre el final remontaron una desventaja similar (19-22); Fernando García pareció convertirse en héroe al atajar un penal cuando faltaban 6 segundos para llevar la final al desempate (24-24). Sin embargo, en el tiempo extra, Brasil hizo las cosas mejor y ganó por 29-27; la Argentina chocó contra la firmeza del arquero Maik Santos, y el oro quedó en manos de Brasil, que se cobró desquite de lo sucedido hace cuatro años en los Juegos de Guadalajara. Previamente, los Leones y Amargos ya le habían dado a la Argentina dos razones más para celebrar en Toronto.

Dayana Sánchez se quedó con la plateada en boxeo

TORONTO (De nuestros enviados especiales).- En la categoría hasta 60 kilos, Dayana Sánchez ofreció todo su esfuerzo, pero debió conformarse con la medalla plateada. La cordobesa, hija de otro boxeador, el welter junior Víctor Hugo Sánchez, que supo pelear en los 90, perdió por puntos en fallo dividido (dos tarjetas de 40-36; la restante fue 38-38) la pelea por el oro con la canadiense Carolien Veyre.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.