El hoyo 8, rodeado de arena y fascinación