En La Plata. El juez recibió a los barras