El mejor triunfo de Suska estaba al caer