Los cuartos de final | Choque de potencias. El método Klinsmann