En off-side. El mundial de comic en Erlangen (para éste no nos clasificamos...)