Punto de vista. El Mundial ya se juega con la lista