Duro de vencer. El plantel no se cree invencible