"Un show para el público". El raro encanto de ver remo por la noche