45 años de juego. El récord de Palmer