El regreso de Oberto le trajo suerte a los Spurs