Por una disposición de la FIFA. El seleccionado deberá utilizar la camiseta número 10 en el Mundial 2002