El sello de Cambiaso

(0)
14 de diciembre de 2001  

Para la mayoría de los colegas que votaron a los jugadores de La Dolfina como campeones del 108° Argentino Abierto, hubo dos motivos que fueron categóricos:

1) La diferencia que hace Adolfo Cambiaso respecto al resto.

2) Que el conjunto viene jugando mejor y con más regularidad en toda la temporada y eso va a pesar.

Algunos también fueron contundentes y afirmaron que "es mejor equipo", "está más sólido" y que "es superior en todo".

En cuanto a las afinidades, a La Dolfina le tocó bailar con la más fea, pues su rival es el equipo que tiene más hinchas en el polo argentino . Y quedó claro que los polistas, cuando no juegan, también son simpatizantes de otros equipos. Los pocos que quieren que ganen Cambiaso y compañía lo desean por relaciones de fuerte amistad o familiares; y alguno se refirió a un premio para los hermanos Merlos por los años de lucha sin ganar nunca el Argentino Abierto.

Otros también evitaron caer en la elección de uno de los dos en cuanto a simpatías. "Yo compito contra ellos y quiero ganarles. Me da lo mismo quien gane o pierda", sostuvo un semifinalista.

Bien vale mencionar con nombre y apellido una frase de Matías Mac Donough -con su consentimiento-: "Quiero que ganen los dos, que sea un excelente partido, que les enseñen a la gente cómo se juega a este deporte. Me gustaría que la final fuera pareja, que nunca haya dos goles de diferencia. Y sobre todo, que gane el polo" .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.