El top five del escándalo

Lo que dejó la 8ª fecha
(0)
26 de septiembre de 2005  • 09:38

1. Un apriete vergonzoso

La esquina de Viamonte y Reconquista se trasformó en un lúgubre escenario. Eran las 19.55 cuando en la puerta del hotel Amerian, donde se concentra Racing, un grupo de barrabravas de la Academia, molesto por la caída por 2 a 0 en el clásico ante Boca, se acercó a exigir la renuncia del entrenador Guillermo Rivarola y se lo hizo saber a Miguel Colombatti, el ayudante de campo del DT.

La visita de los simpatizantes de la Academia, que comenzó con apenas seis personas, duró exactamente 17 minutos. Con gestos ampulosos le comunicaron a Colombatti sus discrepancias con Rivarola. Entre los que reclamaban con más efusividad estaba quien es conocido como El Pampa, muy identificado con la Guardia Imperial.

2. "Flores" para Merlo

La renuncia de Reinaldo Merlo el 7 de agosto último, a días del debut de Estudiantes en la Copa Sudamericana generó malestar entres los hinchas platenses. Por eso se esperaba un duro recibimiento del entrenador en el encuentro ante River... y así ocurrió.

"El domingo todos con una flor a la cancha", fue la cadena de mail que circuló por todo la ciudad de las diagonales y tuvo una alta cantidad de adeptos. No sólo fueron los hinchas los que se acercaron al estadio con claveles y rosas -en su mayoría amarillas-, sino que también los alcanzapelotas estuvieron munidos de dichas flores.

La llegada de Merlo al banco de suplentes fue grotesca. Los ramos volaban desde la platea, mientras que en el sector de tribunas popupales aparecieron algunas banderas en contra del DT. "Alayes y Calderón son del Pincha; Merlo traidor", "Merlo: la traición no tiene olvido ni perdón", rezaban los paños blancos escritos con aerosol.

3. Inconscientes

La hinchada de Newell´s ingresó en el estadio justo cuando Lucas Castromán marcó el gol de Vélez, a los tres minutos del primer tiempo.

Los simpatizantes rosarinos entraron con bengalas en la tribuna, que luego arrojaron al campo de juego, cerca del arquero Gastón Sessa.

4. Agüero, el infantil

Se jugaban los últimos minutos del entre Independiente y Tiro Federal, cuando en un roce, Germán Basualdo escupió a Sergio Agüero; como el volante de Independiente se enfureció, el DT Falcioni se dispuso a reemplazarlo.

Cuando Agüero se iba, le arrojó un manotazo a Basualdo y el árbitro Pompei lo expulsó: no podrá actuar ante River, por la próxima fecha.

5. Incidentes entre barras

Hinchas de Banfield que esperaban el tren en la estación Sarandí apedrearon a los de River que volvían de La Plata. No hubo detenidos, pero sí contusos.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?