El Abierto de Las Delicias. El viento empujó a Rojas