Emotiva despedida de Bianchi de Boca

En su úlitima conferencia de prensa como entrenador xeneize, el virrey volvió a dejar la puerta abierta para volver al club de la Ribera
(0)
16 de diciembre de 2001  • 17:18

Carlos Bianchi se despidió formalmente de “la familia boquense” y expresó que su alejamiento de la entidad de la Ribera, se produjo porque "desafortunadamente, encontramos una flechita que nos sacó del camino".

En su última conferencia de prensa como director técnico del club, luego del triunfo por 5 a 3 ante Independiente, agregó que" vamos a encontrar otra flechita más y yo deseo que sea de vuelta”.

"Entre el primer partido y el último hubo tres años y medio de placer, donde me he dado un gusto muy grande que pocos se lo pueden dar, que es quedarse tanto tiempo en un club tan importante como Boca Juniors", señaló el virrey .

El entrenador agradeció al público e indicó: "Podemos decir que la familia boquense me dio siempre su apoyo y uno le correspondió de la misma manera. He vivido momentos lindos, inolvidables".

En cuanto al triunfo sobre Independiente, Bianchi dijo que "si algo yo temía, era que el equipo estuviera desconcentrado por los acontecimientos, pero lo que había pedido era que, como profesionales, teníamos que actuar y ganar este partido, porque lo que yo deseaba era terminar tercero".

Interrogado sobre qué plantel encontrará en Boca su sucesor, Bianchi afirmó que sus jugadores “están entre los mejores de la Argentina, se acostumbraron a pelear cosas importantes, son muy profesionales e inteligentes a la vez. Uno tiene la seguridad de que van a estar muy presentes en la Copa Libertadores del año próximo y también en los campeonatos que jueguen".

Cuando le preguntaron si ya se sentía hincha de Boca, el entrenador confesó: "Cuando dije que yo me sentía bostero , fue porque verdaderamente lo sentía. Yo no soy para nada demagogo, no me gustan mucho las cosas que se dicen por decir. Me sentí muy compenetrado en la familia boquense. Creo yo que los domingos hay que pasarlos en familia y las casualidades hacen que hoy, domingo, lo hayamos pasado en familia".

Bianchi atribuyó su éxito a los jugadores: “Son ellos que le hacen creer a un director técnico que sabe de fútbol, que es un fenómenos manejando los grupos, que es el mejor”.

Finalmente, el entrenador tuvo tiempo de referirse a las razones su alejamiento: "Cuando uno tiene principios y valores muy anclados, se hace difícil cambiar, y más cuando uno envejece. Si yo tuviese 25 años, tal vez la decisión hubiera sido otra. Pero a los 52 años todavía tengo el placer de mirar a toda mi familia, mis amigos y a todos a la cara".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.