Tras el 6-0 de River sobre Oriente Petrolero. En Bolivia hablan de "vergüenza" y "catástrofe"