Los Juegos Odesur. En Cuenca, la Argentina manda