La Copa Libertadores. En dos canchas, River se juega mucho más que la clasificación