Grupo G. En Francia preocupa la falta de gol