Vigilia. En la hora crucial, respaldos y una carrera solidaria