En Palermo se busca finalista

La Dolfina, con Adolfo Cambiaso (h.), y Ellerstina se medirán hoy, a las 16.30, en la primera semifinal
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
8 de diciembre de 2001  

El Campeonato Argentino Abierto llega a su etapa de definiciones. Le quedan tres partidos, uno de ellos, el que hoy, a las 16.30, enfrentará a La Dolfina y Ellerstina (Telefónica), en la primera semifinal. La otra será mañana y tendrá el clásico Chapaleufú II v. Chapaleufú.

El de esta tarde en la cancha N° 1 de Palermo será el encuentro entre el equipo de Adolfo Cambiaso (h.) y subcampeón argentino, y el conjunto que hasta ahora mejor rindió en la temporada según sus expectativas y su handicap. LA NACION reunió en el club Ellerstina a la mitad de los protagonistas, dos parejas de hermanos: Juan Ignacio y Sebastián Merlos y Miguel y Javier Novillo Astrada. Pite afrontará su décima semifinal de Palermo y Sebastián, la sexta; para los Novillo será la tercera, y consecutiva.

-¿Qué puede esperar del partido el espectador?

Sebastián : -La idea es que salga lo más lindo y abierto posible. La cancha no está como para andar muy rápido porque está medio rota, pero vamos a correr lo que se pueda.

Juan Ignacio : -Va a ganar el que imponga su juego. El nuestro se basa más en velocidad y ellos marcan bien.

-¿Para Ellerstina es clave anular a Cambiaso o hay que preocuparse más bien por los cuatro?

Miguel : -Están jugando de a cuatro; por eso andan tan bien este año. Adolfito no juega como antes, cuando hacía todo. Por eso La Dolfina hoy es más complicado. Siempre hay que mirarlo un poco más, pero uno debe cuidarse de todos.

-¿Cuáles son las fortalezas y los defectos de los rivales?

Javier : -Los cuatro son muy hábiles y pueden hacer la diferencia. Tenemos que jugar ordenados y abrir la bocha para Gonzalito (Pieres). En cuanto a las debilidades, si las encontramos no vamos a decírtelas (risas).

Juan Ignacio : -Las tácticas y la teoría sirven, pero gana el que tiene mejor actitud y más ganas. Y sabemos que Ellerstina tiene hambre de gloria.

-Se sabe que hay un favorito. ¿Influye esa condición?

Miguel : -Siempre que uno entra en la cancha se siente favorito. Si no, mejor no entrar. La gente piensa que La Dolfina es el favorito, pero nosotros creemos que es Ellerstina.

Juan Ignacio : -Los favoritismos en las semifinales quedan de lado: gana el que mejor está ese día. El favoritismo no hace un gol en favor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.