En Seúl, más incidentes con la antorcha