Suscriptor digital

Encarcelados por no pasar la primera rueda

Fue en Costa de Marfil, tras la Copa Africana de Naciones.
(0)
25 de marzo de 2000  

Quizás algo tarde, la FIFA demuestra su preocupación. Lo hace por fax, por un comunicado oficial, por Internet. Y es lógico que la entidad que preside el suizo Joseph Blatter abra los ojos. ¿Por qué? Lea bien: luego de haber quedado eliminados en la última Copa Africana de Naciones, disputada conjuntamente por Ghana y Nigeria en enero y febrero, los jugadores de Costa de Marfil fueron encarcelados por el general Robert Guei, hombre fuerte de dicho país africano desde diciembre del año último, cuando con un golpe de Estado derrocó al entonces primer mandatario, Henri Conan Bedie.

Guei señaló que, ante la mala campaña de Los Elefantes (sobrenombre del conjunto marfileño), los jugadores habían malgastado el esfuerzo de todo un país, y que, por ello, debían ser castigados. Al mismo tiempo, los amenazó con obligarlos a realizar nuevamente el servicio militar en caso de recaer en actuaciones pobres.

En el seleccionado marfileño que quedó eliminado en el Grupo 1 de la Copa Africana (igualó en puntos con Camerún, Ghana y Togo, pero quedó afuera por peor diferencia de goles que Camerún y Ghana) jugaron algunos valores conocidos en el fútbol europeo. Por ejemplo:Cyrille Domoraud, de Inter;Ibrahima Bakayoko, de Olympique Marseille, y Bonaventure Kalou, de Feyenoord.

En su comunicado, la FIFA instó a las "autoridades políticas de Costa de Marfil" a respetar "el carácter fundamental de los estatutos" de la institución. Con esto, pretendió darle un aviso. Como ser:si vuelve a suceder algo por el estilo, serán suspendidos. Y como para asustar, desde Zurich decidieron sancionar a Benin por una "intromisión gubernamental".

La FIFA no quiso castigar a los jugadores ni a la Federación de Costa de Marfil, pues entendió que "no tienen relación alguna con esta imprudente decisión".

De todas maneras, sí demostró su preocupación. Por un lado, condenó las actitudes de racismo que se ven en el fútbol italiano. Y por otro, lamentó aquella muestra feroz de autoritarismo, aunque hubiera sucedido a comienzos del mes último. Mejor tarde que nunca, parece...

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?